Nuestros alojamientos en Jordania

En mi entrada acerca de cuánto cuesta viajar a Jordania ya indiqué en qué hoteles nos alojamos durante nuestro viaje a Jordania y los precios de cada uno. Sin embargo, tenía pendiente elaborar una entrada reseñando detalladamente cada uno de nuestros alojamientos en Jordania. En este post te cuento dónde nos alojamos cada día, incluyendo información sobre las instalaciones y servicios de cada hotel, la ubicación, los precios… Y sobre todo, lo que nos gustó y lo que no nos gustó.

Pero antes, ¡esto te interesa! ➡️​ Si ya has comprado tus vuelos, deberías reservar tu seguro de viaje lo antes posible. Por ser lector de este blog, puedes contratar el mejor seguro de viaje para Jordania con un 5% de descuento desde este enlace.

Dónde alojarse en Jordania: nuestras elecciones

Elegir los alojamientos en Jordania no es una tarea sencilla. Por el tipo de viaje que se realiza habitualmente por este país, lo normal es tener que cambiar de alojamiento prácticamente todos los días. Por ello, la elección de los alojamientos puede ser una de las cosas que más tiempo te lleve dentro de la preparación del viaje. Espero que esta entrada te ayude a elegir la mejor opción posible para cada uno de los días del viaje.

Noche 1: alojamiento en los alrededores del aeropuerto de Amán

Para la primera noche en Jordania elegimos Faraseen Apartments, un alojamiento situado a unos 10 minutos del Aeropuerto Internacional de la Reina Alia. De hecho, su ubicación fue la razón principal por la que decidimos reservar en este alojamiento, unido al hecho de que ofrecen traslado gratuito desde o hasta el aeropuerto. Ese día nuestro avión aterrizaba casi a medianoche, por lo que queríamos alojarnos lo más cerca posible del aeropuerto. 

En los alrededores del aeropuerto no hay prácticamente ninguna otra opción de alojamiento. Así que de no habernos quedado en Faraseen Apartments, hubiéramos tenido que coger un taxi hasta Amán (tardando 30-40 min al menos hasta la zona de las afueras de Amán donde empieza a haber alojamientos, y pagando 30 JOD por el taxi). Para luego deshacer ese camino a la mañana siguiente, ya que nos tocaba madrugar para ir hacia el sur del país, recorriendo el King’s Way desde Amán hasta Petra. Como esta solución nos restaba horas de sueño, finalmente decidimos reservar en Faraseen Apartments.

Impresión general y limpieza

He de decir que el lugar es un poco cutre, y que se trata de un edificio en medio de la nada que al menos desde fuera no da muy buena impresión. A pesar de que las primeras sensaciones no fueron muy buenas, la habitación estaba limpia, tenía todo lo necesario, y podemos decir que el alojamiento cumplió su función.

Desayuno

Sobre las 7.30 h nos trajeron el desayuno a la habitación, tal y como habíamos acordado la noche anterior. Es la única opción en este alojamiento, ya que no disponen de comedor propio. Tampoco hay ningún otro sitio cercano donde poder desayunar.

El desayuno era variado y abundante, ya que tenía fruta, zumo, huevo cocido, pan árabe, mantequilla, mermelada… es decir, todo lo que necesitas para empezar con fuerzas el día. El café o infusión has de preparártelo tú mismo con el hervidor que ponen en la habitación. Para los amantes del café con leche bien cremoso, avisar de que lo que se estila en los alojamientos en Jordania es la leche en polvo🥴  De hecho, solo pudimos encontrar bricks de leche normal para usar en el desayuno en uno de los alojamientos de todo el viaje (y estuvimos en 6 distintos).

Precio y valoración

Este alojamiento nos costó 35 € por noche y persona (con el desayuno incluido).

Nuestra valoración personal: 7/10

desayuno-jordania-faraseen-apartments

Noches 2 y 3: alojamiento en los alrededores de Petra

Para nuestra visita a Petra nos alojamos en el pueblo de Wadi Musa, concretamente en Shaqilath Hotel. Está situado a unos 15 minutos caminando del Centro de Visitantes de Petra, lo cual es toda una ventaja. Tal y como ya te conté en la entrada sobre qué ver en Petra en un día y medio, es muy recomendable madrugar bastante y entrar en el recinto de Petra lo más pronto posible. Por tanto, elegir un hotel cercano te ahorrará un tiempo muy preciado.

Impresión general y limpieza

Es un hotel muy limpio, y tanto las habitaciones como los baños tienen un buen tamaño. Sobre todo, nos llamó la atención la tranquilidad, no se oía ningún ruido y pudimos dormir genial, porque además las camas eran muy cómodas. Sin duda, Shaquilath Hotel es un alojamiento perfecto donde descansar después de una jornada agotadora visitando Petra. 

Desayuno y cena

Cuenta con un buen desayuno tipo buffet, con opciones muy variadas. Lamentablemente, no pudimos disfrutarlo tanto como nos hubiera gustado, ya que nuestra prioridad era estar en el Centro de Visitantes de Petra lo más temprano posible, por lo que no podíamos entretenernos demasiado con el desayuno. En las fechas en las que visitamos Petra (mayo de 2023), el buffet para desayunar abría a las 6 h, lo cual está muy bien para poder tomar algo justo cuando abren y luego salir pitando para visitar Petra.

Adicionalmente, también cuentan con una cena tipo buffet, la cual no es necesario reservar con antelación. Nosotros no pensábamos usar este servicio, pero finalmente cenamos aquí una de las dos noches de nuestra estancia en Petra, ya que estábamos demasiado cansados para salir fuera. En total, la cena nos costó 27,50 dinares jordanos, que con la propina que les dejamos fueron finalmente 30 dinares. 

Precio y valoración

Este alojamiento nos costó 50 € por noche y persona (con el desayuno incluido).

Nuestra valoración personal: 9/10

Sin duda, Shaquilath Hotel fue uno de nuestros mejores alojamientos en Jordania.

Habitación de nuestro alojamiento en Petra: Shaqilath Hotel

Noche 4: alojamiento en el desierto de Wadi Rum

Para la noche que pasamos en el desierto de Wadi Rum elegimos el campamento Rum Planet Camp. Está muy bien situado, ya dentro del desierto, pero aun así es posible acceder directamente hasta el campamento en coche normal. Esto es muy útil, porque así no tienen que ir a buscarte en 4×4 hasta el Centro de Visitantes de Wadi Rum, y puedes llegar por tu cuenta hasta el campamento. El responsable del campamento le dio las indicaciones para que nuestro conductor nos acercase hasta el campamento, y no tuvimos ningún problema para llegar.

Se trata de un campamento tradicional de haimas, no tiene las famosas burbujas transparentes que tan de moda se han puesto últimamente. Pero lo cierto es que, al menos en nuestra opinión, no las necesitas. Al fin y al cabo, ¿quién quiere estar metido en una burbuja, por muy transparente que sea, pudiendo estar disfrutando del paisaje desde fuera directamente?

Impresión general y limpieza

Está muy limpio. Las instalaciones son muy nuevas y cómodas, tanto la tienda individual, como la zona común.

El campamento solo cuenta con 15 haimas, algunas con baño propio y otras con baño compartido. La nuestra tenía baño privado, también muy limpio, aunque no había papel higiénico 😅​ Suerte que íbamos prevenidos, ya que sabemos que esto es algo muy común en bastantes países árabes. Así que es bastante recomendable ir con un cargamento de pañuelos de papel durante tu viaje, por lo que pudieras encontrarte…

Todas las haimas tienen un mini-porche a la salida, con un banco donde te puedes sentar a relajarte y a disfrutar del paisaje. Aunque la verdad, a nosotros no nos sobró mucho tiempo para estar ahí sentados tranquilamente, ya que solo pasamos una tarde y una mañana en el desierto del Wadi Rum. Y sin duda, nos quedamos con ganas de haber pasado más tiempo ahí.

Al no haber otros campamentos demasiado cerca, es un lugar super tranquilo, por la noche no se oía absolutamente ningún ruido. Además así, se puede disfrutar sin problemas del cielo estrellado, ya que en los alrededores no hay apenas luces que interfieran. Esto nos parecía esencial, ya que no queríamos ir a un campamento que pareciese un chiringuito de playa (algunos tienen incluso música y bailes por la noche).

Es posible contratar con ellos directamente distintas actividades para realizar en el desierto de Wadi Rum. Nosotros reservamos dos tour en 4×4, uno de 2 horas de duración el día que llegamos, y otro de 4 horas de duración el día que nos íbamos. En total, nos gastamos unos 50 € por persona en las rutas en 4×4.

Desayuno y cena

Tanto la cena como el desayuno son tipo buffet y todo está rico. Bueno, todo excepto el café, ya que, como en casi todos los alojamientos de Jordania, solo hay opción de echarle leche en polvo. La cena se basa en un zarb beduino típico, y consiste en pollo y verduras cocinados dentro de un gran recipiente metálico cerrado que pasa horas enterrado bajo la arena. Además de eso, luego hay disponibles otros muchos platos fríos y calientes (cuscús, albóndigas de cordero, humus, etc).

Merece la pena indicar que la cena no está incluida en el precio inicial de la estancia, y hay que solicitarla por separado. Pero realmente, casi el 100% de la gente la contrata, ya que evidentemente, al estar en el medio del desierto, no hay otros lugares disponibles donde poder cenar. A no ser que quieras comprar pan y embutido en tu destino previo al Wadi Rum, y prepararte un sandwich en la haima, claro. Nosotros les escribimos a través del chat de Booking para confirmarles que queríamos la cena buffet que preparaban en el campamento. La cena nos costó 13 € por persona.

Después de cenar, el responsable del campamento te invita a compartir una interesante actividad de observación de estrellas con explicaciones sobre las constelaciones y acerca de cómo se orientan los beduinos en el desierto.

Precio y valoración

Este alojamiento nos costó 48 € por noche y persona (con el desayuno incluido). Las habitaciones sin baño propio costaban 35 € por noche y persona.

Nuestra valoración personal: 10/10

Si quieres elegir un buen campamento donde alojarte en el desierto de Wadi Rum, el Rum Planet Camp es una opción ganadora. Fue sin duda uno de nuestros mejores alojamientos en Jordania.

Haima en el desierto de Wadi Rum, en Jordania

Noche 5: alojamiento en Aqaba

Para la noche que pasamos en Aqaba elegimos el Laverda Hotel, un alojamiento situado justo al lado del Fuerte de Aqaba y del paseo marítimo. Por tanto, la ubicación es uno de los puntos fuertes de este hotel.

Impresión general y limpieza

Lo cierto es que nos gustó todo de este hotel. Habitaciones limpias y amplias, con camas y almohadas muy cómodas. Muy buen trato por parte del personal, fueron super serviciales en todo lo que les solicitamos.

Desayuno

El desayuno es de estilo buffet, con opciones muy variadas. Se toma en la última planta, en una zona con unas vistas muy bonitas hacia el mar. Sin duda, es una muy buena forma de empezar el día.

Precio y valoración

Este alojamiento nos costó 38 € por noche y persona (con el desayuno incluido).

Nuestra valoración personal: 9/10

Noche 6: alojamiento en los alrededores del Mar Muerto

Para el día que pasamos en el Mar Muerto elegimos alojarnos en Mujib Chalets. La ubicación era totalmente espectacular, en un enclave idílico y super aislado a orillas del Mar Muerto. No hay nada más en los alrededores, solo este alojamiento, que consta de unas 15 «casitas» individuales para cada pareja o familia. Por otro lado, está el edificio donde se sitúa la recepción y la zona de comedor.

Ésta puede ser una elección poco habitual, dado que la mayoría de los viajeros que visitan el Mar Muerto se alojan en la zona de grandes resorts del norte. De hecho, Mujib Chalets es el único alojamiento a orillas del Mar Muerto que no está en esa zona de resorts. Nosotros lo elegimos precisamente por ser un concepto de alojamiento totalmente diferente, mucho más relajado que los grandes complejos hoteleros.

Otra buena razón para elegir alojarte en Mujib Chalets es que muy cerca se encuentra el cañón Wadi Mujib, una zona de barranquismo que se ha vuelto muy popular en los últimos años. Lamentablemente, nosotros no teníamos tiempo suficiente para recorrer ninguna de las cuatro rutas posibles que hay en Wadi Mujib, pero nos hubiera gustado mucho poder disfrutar esta actividad.

Casita individual en Mujib Chalets, nuestro alojamiento en Jordania a orillas del Mar Muerto

Impresión general y limpieza

Cada «mini-casita» cuenta con un dormitorio, un baño, y una zona de porche. Todas las habitaciones tienen aire acondicionado, imprescindible para soportar el calor que hace en el Mar Muerto. También cuentan con un frigorífico y un hervidor eléctrico.

La cama, el armario y las mesitas de noche eran muy nuevos, pero sin embargo, las instalaciones del baño estaban algo obsoletas. Por ejemplo: el toallero estaba casi descolgado de la pared, la puerta del baño no cerraba bien porque la manilla estaba salida, las rejillas donde apoyar los jabones en la ducha y en el lavabo estaban algo oxidadas… Por otro lado, solo nos pusieron una toalla pequeña y una toalla grande para dos personas. La verdad, es una pena que a un alojamiento en un entorno tan idílico no se le pueda poner una nota de 10 por falta de mantenimiento y cuidado en los detalles.

Desayuno

El desayuno es estilo buffet. No tenía tanta variedad como otros, pero aun así, lo que había estaba todo muy rico.

Precio y valoración

Este alojamiento nos costó 56 € por noche y persona (con el desayuno incluido).

Nuestra valoración personal: 8/10

Nuestra habitación en Mujib Chalets, donde nos alojamos en la orilla jordana del Mar Muerto

Noches 7 y 8: alojamiento en Amán

Para las dos noches que pasamos en Amán elegimos el New MerryLand Hotel. Su ubicación es bastante buena, ya que está situado a medio camino entre el centro histórico y la zona nueva de la ciudad.

Impresión general y limpieza

Todo estaba muy limpio y es bastante nuevo, en especial las zonas comunes, que parecen haber sido renovadas hace poco tiempo. El personal es muy amable y servicial.

Como contraparte negativa, no pudimos dormir bien por la noche porque nuestra habitación daba a una calle principal con muchísimo tráfico, y había mucho ruido. Pensábamos que por la noche se reduciría la circulación, pero no 😩 Creemos que deberían invertir en un mejor aislamiento con respecto al exterior.

Desayuno

El desayuno es muy completo, fue el mejor de todos los sitios donde estuvimos durante el viaje de una semana a Jordania. De hecho, fue el único alojamiento en el que tenían leche normal, lo cual agradecimos inmensamente después de haber pasado casi una semana tomando el café con leche en polvo.

Precio y valoración

Este alojamiento nos costó 67 € por noche y persona (con el desayuno incluido).

Nuestra valoración personal: 9/10

Nuestra habitación en el hotel New MeryLand, en Amán, Jordania

Y hasta aquí la entrada de hoy, una de esas entradas con información práctica que seguro que te es de gran utilidad si estás organizando tu viaje y quieres elegir bien tus alojamientos en Jordania. Quizás también te interese leer esta entrada sobre otros preparativos que tener en cuenta en tu viaje a Jordania (contratar tu seguro de viaje, revisar si debes ponerte alguna vacuna…).

Por otro lado, si aún no tienes tu itinerario de viaje del todo claro, te recomiendo leer esta ruta para visitar Jordania en una semana.


Este artículo contiene enlaces de afiliados. Si quieres conocer más detalles sobre los enlaces de afiliados, puedes leer esta página.

Sobre el autor

¡Hola! Soy Leticia, fundadora de este blog y autora de esta entrada. Espero que este humilde espacio pueda inspirarte a conocer nuevos lugares, y sobre todo, proporcionarte información útil sobre los distintos destinos. Si quieres saber más sobre mí y sobre este proyecto, te invito a leer la sección Acerca de viajesymasblog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS. Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Leticia Peña como responsable de este blog. La legitimación para la recogida de estos datos es tu consentimiento. La finalidad de la recogida es gestionar los comentarios, controlar el spam, y responder a tu consulta, si procede. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Siteground, situados en la Unión Europea. Puedes ejercer tus derechos sobre tus datos enviando un correo electrónico a contacto@viajesymasblog.com. Para más información, por favor consulta la Política de Privacidad.